La ciudad de Tequila se encuentra a poco menos de 60 kilómetros de Guadalajara, atraviesa el Río Grande.
Catalogado como pueblo mágico y de los más reconocidos por su gran producción de agave, fuente de donde nace la tan famosa bebida del mismo nombre que este lugar, el tequila.

Este lugar es sumamente católico, tanto que los trabajos del campo se realizan con figuras religiosas, incluso en época de lluvias, realizan una peregrinación en honor al Señor de los Rayos, esto para pedir que las lluvias no sean  con tempestad para que la cosecha no se vea afectada y sea buena; al final de la cosecha acuden a la iglesia y durante la misa ofrecen el mejor maíz recolectado en señal de agradecimiento.

jimador de tequilaLa principal actividad económica de este lugar es la producción de tal bebida, la cual ha sido declarada por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Los principales atractivos que aquí podrá visitar son:

El Santuario de la Santa Cruz, al que año con año cada día 3 de mayo acuden cientos de fieles a celebrar a la Santa Cruz, con danzas, rituales y bailes autóctonos de la región. La vista desde aquí hacia la ciudad es impresionante.
La Barranca de Tequila es un accidente geográfico que da paso al río Grande, esta barranca atraviesa desde los altos de Jalisco hasta la región de Tequila.

El Volcán de Tequila, con más de 22 mil años de inactividad, gracias a lo que se originó la obsidiana, fiel testigo del avance económico que la ciudad ha tenido.

Museo Nacional del TequilaEl Museo Nacional del Tequila fue inaugurado en el año 2000 con el fin de honrar la historia y tradición de tal bebida, aquí se puede observar diversas fotografías, mapas e incluso reproducciones a escala que representan el avance que ha tenido la producción tequilera.

Pero si prefiere puede también tomar un recorrido en Tranvía que le llevarán a recorrer los principales puntos de la ciudad.

 

Fotos: Secretaria de Turismo de Tequila, Jalisco