Los amantes de la naturaza encuentran en Aktunchen un sitio idóneo para descubrir y recorrer que sin duda le sorprenderá. Se trata de un parque natural en medio de la selva, con cuevas y cenotes que merecen la pena visitar y recorrer.

La aventura comienza desde que emprende el camino, pues será necesario atravesar un poco de terracería para llegar a la recepción en la que se maravillará de ver a los traviesos monos arana en total libertad. Una vez registrado se le asignará un guía que le facilitará el paseo; primeramente le llevará al serpentario, en el que descubrirá diversas especies de vívoras, desde las más inofensivas hasta las más peligrosas.

Aktun-Chen es una combinación de dos palabras mayas, donde Aktun significa cueva y Chen, cenote; en este sitio se han encontrado 3 cuevas, de las cuales una ha sido adaptada con escaleras y accesos que permiten al visitante adentrarse y conocer las formaciones rocosas que se encuentran al interior.

Cenote Aktun Chen, Riviera Maya

Al final de la cueva se encuentra un cenote con 3 metros de profundidad, pero con una corriente muy lenta, sin embargo, el sedimento de carbonato de calcio que cubre su base es muy frágil, por lo que cualquier ligero movimiento podría generar que el agua sea turbia y todo desaparezca; razón por la que no se permite nadar en él.

Pero además hay aquí también un río subterráneo que puede recorrer nadando o practicando esnorquel, su profundidad es también de 3 metros, pero éste no representa peligro para los visitantes.

Al salir de las cuevas tendrá la oportunidad de realizar otras actividades como la tirolesa en la que atravesará la selva para después tomar un descanso e incluso un refrigerio en el restaurante.

Cenote Aktun Chen, Riviera Maya